Categories
Depilación

Beneficios de los baños fríos para la piel

Tu baño dice mucho de tu piel

Nos duchamos todos los días, y muchas personas se meten en la ducha más de una vez para refrescarse y relajarse. Este hábito de higiene diaria tiene muchos beneficios para la salud, pero puede dañar la piel, algo que a veces olvidamos y ponemos la temperatura del agua alta. ¿alguna vez se ha parado a pensar en todo lo bueno que una ducha caliente o fría puede hacer especialmente por su piel?

Beneficios de bañarse con agua fría

Según los científicos y los resultados de las investigaciones, el agua fría es la más beneficiosa no sólo para la piel, sino para otras funciones corporales al estimular el sistema inmunitario. Cuando te duchas con agua fría, tu sistema inmunitario se estimula y se fortalece, y tu cuerpo podrá responder mejor contra las enfermedades, los virus y las infecciones. Ah, el agua más fría o tibia también es una terapia para quienes tienen problemas de circulación sanguínea.

El baño frío también previene las varices y las reduce visiblemente, además de descongestionar los órganos internos ayudando a que las toxinas e impurezas se liberen a través de los poros.

Ayuda a liberar el estrés

Las prisas del día a día pueden estresarnos, y es buena idea llegar a casa y darse una ducha fría, que aliviará esa sensación de irritación y ansiedad, y funciona casi como un entrenamiento contra las situaciones de estrés. Al estimular nuestro organismo, el agua fría activa los sistemas y pone al cuerpo en estado de alerta, librando al cuerpo de esa sensación de cansancio. Además del estrés, los baños fríos pueden prevenir la depresión, ya que una parte del cerebro se estimula y se encarga de ayudar a las personas a sentirse más felices. La revista medical hypotheses reveló, según una investigación, que las personas que se bañan en frío durante 3 minutos durante quince días se sienten más felices.

Mantiene tu piel saludable

Cuando el tema es la piel, no sólo el agua fría del baño, sino beber el líquido a esta temperatura también aporta muchos beneficios para su aspecto saludable, su firmeza y su elasticidad, evitando que se vuelva flácida, seca o que gane arrugas antes de tiempo, suavizando también las rojeces y calmando la hinchazón bajo los ojos. Si no es posible ducharse con agua fría todos los días, es bueno que al menos puedas lavarte la cara a esta temperatura para beneficiar a tu piel continuamente. El agua fría puede ayudar a mejorar la piel evitando que pierda demasiada grasa natural, y tu pelo también te agradecerá este nuevo hábito saludable que evita la sequedad, la caspa y la caída del cabello, ayudando también a su hidratación.

Baño frío y depilación

Después de la depilación, un baño frío o tibio tiene el poder de calmar la piel y es esencial para asegurar el efecto del proceso, preferiblemente utilizando un jabón antiséptico y una crema calmante post-depilatoria, cerrando así los poros y retrasando el crecimiento de nuevo vello. Una ducha relajante ayuda a eliminar los restos de la depilación y contribuye a hidratar de nuevo la piel, evitando la irritación y el ardor.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.